7 COSAS QUE BREAKING BAD NOS ENSEÑA SOBRE LA GENERACIÓN DE MARCA.

La creación de marca es una de las asignaturas pendientes para las empresas que deciden comenzar su andadura digital. En la era de la globalización todo es susceptible de ser marca, por lo tanto, tenemos muchos ejemplos en los que fijarnos.
En UtreroMedia hemos decidido rendir homenaje a Breaking Bad.
Breaking Bad ha sido una de las series de la década. Una serie transgresora en la que el protagonista, Walter White, un profesor de química talentoso, apocado y un tanto frustrado por no poder desarrollar todas sus capacidades, recibe una terrible noticia: ” Es maligno y de pulmón”.
Lástima que en los EE. UU no exista seguridad social que financie el tratamiento y el seguro privado que tenía contratado no daba para muchas alegrías.
Con este panorama , Walter White de mediana edad y enfermo de cáncer, como cualquier empresa de reciente creación se planteaba lo siguiente:

¿Cómo conseguir el dinero necesario para costearse su tratamiento?

La respuesta: dedicarse a la química que es lo que mejor se le daba.
Sin embargo, la química no le había reportado hasta el momento los beneficios necesarios, pero…La droga es química y un gran negocio. Walter decidió fabricar el mejor producto químico dentro de su mercado.
Su objetivo era fabricar una metanfetamina con alto grado de pureza y así posicionarse cómo la mejor opción para sus consumidores. Este profesor de química era un empresario en potencia. Después se convirtió en un referente de su sector consiguiendo que su marca traspasase las fronteras de su mercado de origen. Internacionalizó su marca.
Y nos dejó muchas lecciones que son aplicables a tu producto o servicio. En el post de hoy vamos a hablar de:

7 cosas que nos enseñó Breaking bad sobre Branding.

  1. Encuentra al socio adecuado. Ya lo dice el dicho popular “Camina solo y llegarás rápido, camina acompañado y llegarás lejos”. Se puso en contacto con un alumno gran conocedor de las sustancias psicotrópicas. Él, mejor que nadie, podría ser el compañero ideal para su nueva andadura
  2. Pon un nombre a tu empresa. Sabía que llamándose por su nombre no solo haría evidente su nueva actividad si no que, además, llamaría menos la atención. Así decidió pasar de ser Walter White a ser Heisenberg, comenzaba la historia de su marca. Nombre del famoso químico alemán que se hizo famoso por formular el principio de incertidumbre.
  3. Haz de tus debilidades tu fortaleza: Heisenberg tenía claro que no podía tener acceso a las materias primas necesarias para fabricar su producto, y eso suponía un hándicap importante a la hora de alcanzar sus objetivos. Sin embargo, gracias a sus altos conocimientos en química, sabía que esa materia prima podía conseguirla a partir de productos de limpieza, disponibles en cualquier droguería. Este obstáculo se transformó en su ventaja competitiva pues su peculiar forma de fabricación, le otorgaba a su producto un color característico y diferenciador.
  4. Diferénciate de tu competencia: No solo basta con que el producto sea bueno, tiene que ser algo memorable. Para que sus clientes supieran que eran buenos tenían que probarlo y para que lo probaran el producto debe llamar la atención. Así nació el cristal azul tan popular entre los usuarios de la zona. La metanfetamina azul suponía una disrupción que no pasó para nada desapercibida y que hizo crecer su negocio exponencialmente.
  5. Establece una red de distribución: Ya tienes una marca reconocida, un producto de calidad y diferente en el mercado. Ahora es el turno de sacarlo a la luz. Gracias a su socio y a sus colegas, empezó a gestar una red de distribuidores que darían a conocer el cristal azul a los consumidores. La captación de los early-adopters estaba en marcha.
  6. Alíate con los mejores: Heisenberg tenía claro hacía dónde quería llegar y fue escalando posiciones hasta lograr crear alianzas con el dominador del mercado. Trabajar con Los Pollos Hermanos le permitió fabricar grandísimas cantidades de su producto.
  7. Ten los pies en el suelo: una vez que ya lo tienes todo no pierdas de vista tus raíces o corres el riesgo de deshumanizar tu marca, tu entorno y que todo lo que has creado se venga abajo. No pierdas la perspectiva y así evitarás errores innecesarios.

Junto a lo anterior, el boca a boca que produjo tener un producto de alta calidad y pureza le otorgó una posición destacada. No hay mejor marketing que el que hacen los clientes satisfechos.

¿Estás preparado para crear una marca y producto de reconocido prestigio?

¿Quieres que te ayudemos a generar una marca fuerte?

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *